APRENDER VOCABULARIO ALEMÁN (Pero… ¿eso es necesario?)

A lo mejor te preguntarás si es necesario a estas alturas aprender vocabulario. ¿No hay métodos de aprendizaje natural y métodos de inmersión lingüística?  ¿No nos dicen que los idiomas se pueden aprender sin esfuerzo? ¿Es que los niños alemanes aprenden vocabulario? Por supuesto que aprenden, no lo dudes. Y, sí, te doy la razón, lo mejor es aprender por «inmersión lingüística», escuchar sólo alemán y aprender un poco por intuición, un poco preguntando. Si estás atento, muchas veces usamos las palabras de nuestra lengua nativa por intuición (y muchas veces las empleamos incorrectamente). Pues lo mismo pasa en alemán. Pero lo normal es que no podamos aprender así, porque queremos aprender de un modo rápido y eficiente. Si este es tu caso… no te queda más remedio que aprender vocabulario alemán con el método que prefieras. Yo te recomiendo aprenderlo con fichas. Lo he probado personalmente y te aseguro que funciona.

¿CÓMO FUNCIONA NUESTRA MEMORIA?

¿Sabías que el cerebro utiliza diferentes áreas corticales para diferentes funciones? Pues también para memorizar utilizamos diferentes zonas del cerebro, diferentes «herramientas». Simplificando, podemos decir que existe la llamada «memoria de trabajo», que nos sirve para almacenar pequeñas cantidades de datos (se dice que aproximadamente 7±2, es decir, entre cinco y nueve dependiendo de la capacidad de cada uno), por ejemplo, cuando nos dicen un nombre o un número de teléfono. Es una memoria que se borra en seguida, normalmente no dura más de 30 segundos, por eso se llama memoria a corto plazo. Pero también existe la memoria a largo plazo. ¿Y cómo conseguimos aprender vocabulario alemán pero que se nos quede para siempre? Podemos utilizar varias técnicas. El proceso que te propongo utiliza varias de ellas: el repaso progresivo y la organización. El repaso hace que se vaya fijando la memoria con cada vez que vuelves a aprender (por eso hay quien dice que aprender significa volver a estudiar lo que ya se te había olvidado). Aunque te parezca que no, cuando se te ha olvidado una palabra y la vuelves a estudiar, la segunda vez estás estudiando esa palabra de verdad. Y la organización es lo que hace que nos resulte más fácil aprender algo cuando lo hacemos con un contexto. Por ejemplo, no se aprenden igual las obras de un literato español si las aprendemos de memorieta una detrás de otra que si hemos leído alguna, si hemos visto una foto suya o sabemos algo de su vida. Todas esas imágenes y datos de nuestra memoria nos ayudan a retener los datos apoyándolos unos en otros.

LAS FICHAS PARA APRENDER VOCABULARIO ALEMAN

LERNBOX AOL
LERNBOX AOL

El sistema que te voy a recomendar tiene un instrumento principal, que son las fichas de papel. Por ejemplo, te voy a recomendar fichas blancas o de colores de tamaño DIN A8. Luego necesitas un contenedor para guardar y organizar las fichas, para eso te puede servir cualquier cajita o incluso un tetra-brik vacío y limpio al que le has recortado una parte. Y también te la puedes comprar. Si te gusta, te puedes comprar esta, que está perfectamente preparada y no cuesta más de 5 €  — VER LERNBOX EN AMAZON ——–>

Es muy importante que la caja, además, tenga unas separaciones, de manera que tengas, al menos, TRES APARTADOS.

Luego hay que conseguir las fichas. Las fichas tamaño DIN A8 son muy baratas, las tienes en cualquier papelería de barrio, puedes comprarlas en paquetes de 50, de 100… Y las puedes comprar blancas o de colores. Si son de colores, usaremos un color para cada tipo de palabra (ver más abajo).

CINCO MINUTOS AL DÍA

LERNBOX VACÍA
LERNBOX VACÍA

La caja que tienes (tanto si la has comprado como si la has hecho tú mismo) tendría más o menos el aspecto de la imagen de la izquierda. Una vez que tienes esto, sólo vas a necesitar cinco minutos al día. ¿Poco tiempo? Pues si realmente lo haces todos los días, verás todo lo que podemos hacer con ellos. Tendrás un día para apuntar palabras, cinco días para aprender y un día para repasar.

Empezamos por el primer paso: apuntar las palabras. El primer día (vamos a decir que es un lunes) usamos los cinco minutos para rellenar fichas con las palabras que vamos a aprender. Aquí vamos a utilizar la «organización» de la que te hablé antes. Si tienes fichas de colores, te ayudará utilizar un color para cada género de los sustantivos. Ya sabes que los géneros en alemán es una de las cosas más difíciles de aprender, pero si pones, por ejemplo, los masculinos en fichas azules, los femeninos en fichas rosas y los neutros en fichas verdes, seguro que después es más fácil recordar el color de la ficha, aunque no te suene el género. Y si tienes fichas blancas, también puedes usar bolígrafos, rotuladores o lápices de colores para apuntar las palabras EN ALEMÁN. En la parte de delante de la ficha sólo pondremos la palabra en alemán, y en la parte de atrás la traducción en español. Si eres eficiente, a lo mejor en los 5 minutos te da tiempo a apuntar treinta o cuarenta palabras. Entonces ¿Mañana empezarás a estudiar? Pues no, ya has empezado a estudiar, porque mientras las apuntas, trata de memorizar las palabras, intenta concentrarte y no pensar en otra cosa. E intenta también mirar fijamente el «dibujo» de cada palabra. Sí, cada palabra es un dibujo y tenemos facilidad para recordar las imágenes. Aprovéchate de esa ventaja. Cuando las hayas escrito, pon las fichas en el primer compartimento, (en el dibujo, delante del cartón amarillo).

EMPIEZA EL MOVIMIENTO

¡ME ACUERDO!
¡ME ACUERDO!

Ya es martes. Vas a emplear los cinco minutos de hoy en tratar de recordar las fichas de ayer. Y vas a seguir  un procedimiento sencillo. Mira la palabra en alemán. Si te acuerdas de su significado en español, ¡enhorabuena! ya te sabes una palabra. Esa palabra pasa al segundo compartimento, (entre el cartón amarillo y el rojo), AL FINAL DEL MAZO.

ESTAS SE QUEDAN
ESTAS SE QUEDAN

Pero sucederá que no te acuerdes de algunas (a lo mejor de muchas, da igual), y entonces estas no pueden pasar al segundo compartimento. Se quedarán en el primero, pero al final del mazo. Esas tendremos que volverlas a repasar.

Este procedimiento has de seguirlo cinco días a la semana, ya que el primer día (lunes) lo hemos dedicado a apuntar palabras nuevas en fichas en blanco. ¿Y el último? El último lo vamos a dedicar al REPASO, que es una de las estrategias fundamentales para conseguir que las palabras se graben para siempre en nuestra memoria.

 

EL REPASO SEMANAL

DE ESTA ME ACUERDO
DE ESTA ME ACUERDO

Un día a la semana (puedes elegir el que quieras, pero puede ser el viernes o el sábado, por ejemplo) lo vamos a dedicar al segundo apartado, el que está entre las tarjetas amarilla y roja en mi dibujo. Nos vamos a dedicar a REPASAR las palabras que ya nos sabemos.

ESTA LA APRENDO OTRA VEZ
ESTA LA APRENDO OTRA VEZ

Y vamos a proceder exactamente como con el primer apartado. Si nos acordamos, la ficha pasa al tercer apartado (detrás de la tarjeta roja) y si no nos acordamos, se queda al final del mazo del segundo apartado, y ya volverá a salir en alguno de los repasos posteriores. No importa. Probablemente, cuando la aprendas por segunda vez se te quedará mucho más grabada que la primera.

 EL REPASO MENSUAL

¡ME LA SÉ!
¡ME LA SÉ!

Todavía nos queda un paso más para que las palabras se nos queden definitivamente en la memoria: el repaso mensual. Vamos a elegir un día al mes. Da igual el día que sea, lo importante es que te acuerdes. Puede ser el primer domingo de cada mes, por ejemplo. O también, si te sirve para acordarte mejor, el día del mes que es tu cumpleaños (si cumples el día 15, pues el día 15 de cada mes). Da igual. Lo importante es que ese día los 5 minutos los dediques sólo al TERCER APARTADO, haciendo exactamente igual que lo has hecho en los anteriores. ¿No te acuerdas? Pasa al final del mazo. ¿Te acuerdas? Pues esa palabra ya la has aprendido.  Ahora puedes hacer tres cosas con la ficha: puedes tirarla, también puedes reutilizarla, en el caso de que hayas usado un lápiz y puedas borrarla. Pero yo te propongo otra cosa. Dale la vuelta y vuelve a ponerla en el primer apartado, así no sólo la aprenderás de alemán a español, sino también de español a alemán.

 

VIEL SPASS!!!

APRENDER VOCABULARIO ALEMÁN con fichas

2 pensamientos en “APRENDER VOCABULARIO ALEMÁN con fichas

  • 22 junio, 2015 a las 00:07
    Enlace permanente

    Las explicaciones me parecen muy profesionales y muy apropiado.

    Responder
  • 5 septiembre, 2015 a las 04:00
    Enlace permanente

    Mañana hago la caja y las fichas, para comenzar de inmediato! Gracias por la idea.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.