¿POR QUÉ NO APRENDER IDIOMAS LEYENDO LIBROS DE PAPEL?

Es muy buena pregunta. Escucho a mucha gente (sobre todo los lectores más asiduos, y aquellos que ya hace tiempo que dejaron atrás la treintena) que me dicen que necesita el olor del papel para poder disfrutar de la lectura, que necesita pasar las páginas manualmente para sentir el placer de leer. Y les entiendo, claro que sí. Eso es completamente cierto, pero sobre todo les entiendo cuando el objetivo es disfrutar de la lectura, y no, como es el caso del que me ocupo en este artículo, cuando de lo que se trata es de aprender idiomas leyendo, en cuyo caso sólo puedo recomendar e Kindle.

He tenido la suerte de aprender idiomas leyendo, tanto el inglés como el alemán, y por eso todo lo que te cuento en este artículo no está hecho como fruto de la elucubración teórica ni tampoco por las ganas de vender un aparato. Simplemente, te transmito mis experiencias sobre este tema.

Si tú has leído alguna vez en un idioma extranjero, lo habrás experimentado también: encuentras palabras desconocidas, tantas más cuanto mayor sea la diferencia de nivel entre el idioma del libro y tu propio nivel. Muchas veces es necesario parar para consultar el diccionario. Lo primero que te llama la atención al consultar el diccionario es que se te ha cerrado el libro que tenías sobre tus rodillas, y al cerrarse, igual hasta se te ha caído al suelo. Una vez que has dado con la página por la que ibas (sin mirar mucho las páginas de lo que pasa después, porque igual se te escapa la curiosidad al buscar y ves lo que pasa con Lord Voldemort). El movimiento para levantar el libro ya te ha hecho dejar de lado el diccionario, con lo que has perdido la letra por la que ibas buscando tu palabra oculta. Así que una vez que has conseguido restablecer el orden original, te darás cuenta de que es difícil leer sentado en un sillón o en el autobús. Probablemente te terminas sentando en una mesa con tu libro y tu diccionario (que ya va siendo gordito, porque estás avanzando en el idioma y el pequeñito ya no te sirve).

Aún así, te das cuenta de que es más difícil disfrutar de la lectura en esta postura, y, además, te das cuenta de que con las continuas interrupciones (porque realmente son muchas) no hay forma de seguir la trama. Una vez que has averiguado lo que significa el verbo “überwinden” (superar) ya no sabes qué es lo que había sido superado ni quien lo había hecho, el que está superado con todo esto seguramente eres tú.

El resultado es que, seguramente, no disfrutas con la lectura y, por eso, dejas de hacerlo. Es lógico. También me pasó a mí.

¿POR QUÉ CAMBIAN LAS COSAS AL APRENDER ALEMÁN CON UN KINDLE?

Las cosas cambian por una serie de razones muy técnicas, que te voy a enumerar a continuación:

  1. El Kindle lleva incorporado (gratis) los diccionarios más prestigiosos para cada idioma (para el alemán, el DUDEN, para el inglés, el OXFORD, etc).
  2. Cuando no entiendes una palabra, sencillamente mantienes pulsada la palabra y te aparece la definición de la palabra. Esta definición aparece en alemán, lo que es fantástico para aprender más aún. Es decir: te interrumpe mucho menos en tu lectura.
  3. Pero además, Kindle te va recogiendo todas las palabras que has consultado en un apartado que verás en el menú de arriba a la derecha, que se llama “Vokabeltrainer” (yo lo tengo en alemán, si lo tienes en español, se llama “Repasar Vocabulario”). Cuando accedes a este “Vokabeltrainer” o “Repasar Vocabulario”, podrás pasar al modo de “Tarjetas memo” y aprender las palabras e irlas marcando como aprendidas. Verás que es genial para ir aumentando tu vocabulario.
  4. Además, el hecho de llevar un sólo aparato en vez de cuatro libros pesados te hará muchísimo más fácil leer en el metro, en el autobús, llevártelo a un viaje o leerlo en cualquier sitio, porque, incluso si no tienes tu “aparato” Kindle, te puedes instalar la aplicación “Kindle” en tu Smartphone y puedes seguir leyendo tu libro por donde lo dejaste.
  5. Otra ventaja es lo facilísimo que resulta comprar libros nuevos. Si de lo que se trata es de aprender alemán, puedes optar por literatura sencilla de autores poco conocidos. Yo te he recomendado muchas novelas policíacas que cuestan menos de 3 €. Y si lo que prefieres son los últimos Bestsellers, verás que en versión digital los tienes mucho más baratos. Y los puedes comprar directamente desde tu dispositivo. Al acabar el libro, te indica otros libros similares, que, además, tienen recensiones y críticas de otros lectores, lo que resulta altamente útil.
  6. Es verdad que es un desembolso importante (en torno a 130 €, si consigues alguna oferta especial como las de los Black Friday pueden ser más baratos) pero verás que, si eres un lector asiduo, pronto los vas a recuperar, porque los libros son más baratos e incluso muchos clásicos están disponibles gratis.
  7. Un último consejo es que te compres una buena funda para proteger tu kindle, yo me compré la funda original y me va fenomenal. Te protege y te lo enciende y apaga, por eso te la recomiendo, pero no es la única (VER FUNDA)

Y nada más. Que te diviertas leyendo… ¡Y que aprendas mucho alemán con un Kindle!

kindle

 

KINDLE, TU ALIADO PARA APRENDER ALEMÁN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *